Blog laboral
Emprender: ¿es una opción viable?
14.01.2016
Hay muchos motivos que pueden llevar a las personas a emprender un negocio. Ahora parece que está de moda ser emprendedor, que todo el mundo puede hacerlo, que es fácil y que es una opción válida para trabajar.


Cuando me preguntan si realmente es una opción viable siempre respondo lo mismo: depende.


Ocho de cada diez negocios no llegan a su año de vida y en cambio hay otros que se convierten en el modo de vida de sus creadores. ¿Cómo saber si es para ti? Ahora se vende que los negocios en internet están en auge y es mucho más probable de que salga bien porque hay que invertir muy poco dinero, creas un blog o una web y ya está. Pero eso está muy lejos de la realidad.


Para empezar, yo me preguntaría. . .


1. ¿Para qué lo quieres montar?


Ya sé que estarás pensando que para ganar dinero (y esa es su finalidad), porque si no, sería un hobby caro. Pero no me refiero a eso. Me refiero a pensar qué quieres más allá de ganar dinero. ¿Qué es lo que quieres aportar a los demás? Un negocio se basa en aportar valor y soluciones a personas o empresas que tienen un problema, una necesidad o anhelo.


¿Cuál es tu propósito?, ¿con qué objetivo quieres crearlo?, ¿qué es lo que te satisface más allá de ganar dinero? Ayudar a un colectivo en concreto, compartir una parte de tu experiencia para ayudar a otros. . . ¿qué te motiva?


Si lo quieres hacer por necesidad, como muchas personas que lo ven como una salida viable y porque necesitas con inmediatez generar dinero, ya te digo que empezar a ganar dinero con tu negocio no se consigue de la noche a la mañana. Dependerá del tiempo que dispongas.


Y eso me lleva a la siguiente cuestión. . .


2. ¿Es ahora el momento?


Tienes que valorar si en el instante en que te encuentras emprender podría ser una opción. Si estás en búsqueda de empleo o quieres cambiar y te lo estas planteando, no hace falta que lo hagas inmediatamente. Necesitas planificar un plan de viabilidad del proyecto, del emprendedor (o sea tú) y valorarlo con calma.


Eso no significa que tengas que renunciar. Si de verdad tienes esa inquietud, lo acabarás haciendo. Si escoges el momento adecuado para ti tendrás más probabilidades de éxito. Tómatelo como un objetivo y empieza a trabajar en él mientras trabajas por cuenta ajena. Antes de darte cuenta ya habrá llegado el momento.


3. ¿Sabes y tienes lo que necesitas?


Para emprender no solo es necesaria una buena idea y poco más. Ya sé que pensarás que se necesita mucho dinero... no siempre. Depende del modelo de negocio que elijas y te lo digo con conocimiento de causa después de haber montado cinco y colaborado con otros dos. El dinero compra velocidad: con más inversión, más puedes hacer, pero ello no significa que si no tienes dinero no puedas empezar... como te digo, depende del sector y del tipo de negocio.


Pero no me refería solo a idea y dinero, sino también a las habilidades necesarias para llevarlo a cabo: autoconocimiento y un montón de aspectos que no se tienen en cuenta antes de empezar.


Aunque más que para un artículo (el tema daría para escribir un libro), es para que te quedes solo con la idea.


Conclusión


Si tienes las respuestas claras a estas preguntas, puedes empezar a plantearte el emprender como una opción profesional. En caso contrario, te aconsejo que le des otra vuelta antes de planificar nada para que finalmente puedas llevar a cabo tu idea.



Fuente: artículo de Cristina López en Infojobs.
Comentarios
Nombre


Email


Comentario


15 Agosto  
Pastilla utilidades
Ogade | Servicios | Blog | Contacto | Consultas frecuentes | Condiciones de uso | Aviso legal
© Copyright 2012 - Todos los derechos reservados
asesoria@ogade.net | tlfn.: 958 26 75 01
Logo TMcreative